Goodyear Eagle 360 Urban: Más visiones sobre el neumático del futuro

Goodyear Eagle 360 Urban: Más visiones sobre el neumático del futuro

Goodyear ha revelado su visión a largo plazo respecto a futuros neumáticos inteligentes y conectados. En un mundo de movilidad cambiante definido por la transición hacia vehículos sin conductores y transporte compartido en los centros urbanos, la empresa líder en fabricación de neumáticos Goodyear tiene como objetivo revolucionar la interacción entre éstos, los vehículos y su entorno.

La empresa norteamericana develó, en el pasado Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, su más moderno concepto de neumático, Eagle 360 Urban, el que llega a Chile para ser presentado y así todos tengan la posibilidad de verlo y conocer todos los atributos en tecnología e innovación que Goodyear pretende integrar en sus futuros productos. Esta esfera impresa en 3-D es el primer prototipo de neumático en ser activado por inteligencia artificial y tendrá la capacidad de sentir, decidir, transformar e interactuar.

“Cuando se unan autonomía, movilidad y conectividad se ocasionará una revolución. A medida que esta se produzca, la tecnología de los neumáticos será aún más importante de lo que es hoy. Para circular de forma segura, los vehículos autónomos del futuro tendrán que aprender a lidiar con los millones de posibles imprevistos a los que nos enfrentamos cotidianamente cuando conducimos. Para lograrlo tendrán que tener acceso a datos y habilidad de aprender y adaptarse”, dijo el Presidente de Goodyear en Europa, Medio Oriente y África, Jean-Claude Kihn.

El año pasado Goodyear presentó este producto para la conducción autónoma, al ofrecer mayores niveles de comodidad, seguridad y maniobrabilidad. Los comentarios positivos recibidos alentaron al fabricante a llevar este concepto más allá este año, creando así, el Eagle 360 Urban.

Según Alberto Escobar, gerente de Movilidad y Políticas Públicas de Automóvil Club de Chile, “el futuro de la movilidad va a ser eléctrico, 100% autónomo y conectada. Cada vez son más las compañías que se van subiendo al desarrollo e investigación de los vehículos autónomos y hoy ya existen prototipos capaces de vislumbrar un futuro válido para que estos autos predominen en la industria automotriz y en el diseño de las ciudades inteligentes. Como el sistema automatizado de conducción de estos autos está compuesto de cámaras, radares, receptores de georreferenciación (GPS), sensores de tracción y sistemas láser de detección a distancia, los neumáticos activados por inteligencia artificial serán un tremendo aporte para el desarrollo de los autos autónomos, no sólo para detectar potenciales peligros en la vía, sino que para configurar el diseño eficiente de la infraestructura vial deseada para su evolución”.

Goodyear está rompiendo las barreras una vez más, ilustrando una visión de cómo podrían ser las cosas en el futuro. La marca le ha dado al prototipo de neumático un “cerebro” activado por inteligencia artificial, el cual, combinado con una piel biónica y unas bandas en constante transformación, tienen la capacidad de alterar su forma, dependiendo del camino por donde se transite. El neumático se convertirá en parte del “sistema nervioso” del vehículo, el cual estará listo para adaptarse rápidamente a las circunstancias cambiantes, así como a las necesidades de Movilidad Como Servicio (MaaS, en inglés) para las flotas y sus usuarios.

El Eagle 360 Urban de Goodyear está compuesto por una red de sensores. Conectado con otros vehículos, así como con la infraestructura, el tráfico y los sistemas de gestión de movilidad, el Eagle 360 Urban también recopila información sobre sus alrededores en tiempo real.

Al combinar estas fuentes de información y procesarlas instantáneamente, el Eagle 360 Urban decide el procedimiento más apropiado. Al estar activado por inteligencia artificial, el prototipo de neumático también aprende cómo optimizar sus futuras respuestas basado en acciones anteriores.

Hecho de un polímero súper elástico, la piel biónica del neumático tiene una flexibilidad similar a la de los humanos (capacidad de expansión y contracción). Esta capa externa cubre un material similar a la espuma que es lo suficientemente fuerte como para ser flexible, a pesar del peso del vehículo. Gracias a esta flexibilidad, los elementos propulsores que se encuentran debajo de la superficie del neumático cambian de forma con un estímulo eléctrico. Estos pueden remodelar las secciones individuales del diseño de la banda del neumático, agregando “hoyos” para condiciones de superficie mojada o haciendo la banda más lisa para condiciones de superficie seca.

Cuando la piel biónica del neumático sufre algún daño, los sensores de la banda pueden localizar el pinchazo. El neumático entonces rota para crear otra zona de contacto. Esto reduce la presión sobre el pinchazo y permite que comience el proceso de auto reparación. Este funciona gracias a materiales específicamente diseñados para que fluyan hacia el área del pinchazo, reaccionando química y físicamente entre ellos para formar nuevos enlaces moleculares, haciendo que se cierre la zona afectada.

Como parte del lanzamiento de este neumático, Goodyear invitó a estudiantes de la escuela de diseño francesa ISD RUBIKA a que imaginarán y desarrollarán un concepto de vehículo hecho a la medida para el Eagle 360 Urban. Colaborando estrechamente con los diseñadores de la empresa, los estudiantes crearon Vision UMOD, un vehículo para ciudades futuristas que se adapta a las necesidades de movilidad del futuro.

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES Y BENEFICIOS

  • La unidad de Inteligencia Artificial funciona como el “cerebro” del neumático y le permite:
    Evaluar continuamente las condiciones de la carretera y el entorno.
    Revisar su propio estatus en tiempo real.
    Procesar la información que recopila para decidir qué hacer frente a las condiciones del camino
    Transformarse usando su propia banda y la información que le entregue el vehículo.
    Interactuar con otros vehículos y elementos para compartir la información que ha recopilado y las lecciones aprendidas.
  • La banda de alta capacidad sensorial de piel biónica, con su red de sensores, capta información sobre las condiciones en las carreteras y meteorológicas y transmite la información:
    Al neumático para optimizar la constante transformación de la banda.
    Al “sistema nervioso” del vehículo para mejorar la acción de frenar, la manipulación y la estabilidad del auto.
    Elementos a su alrededor para informarles a otros neumáticos y vehículos que vayan a tomar la misma carretera.
  • La banda inteligente en constante transformación prepara el vehículo para lo inesperado, al brindar seguridad de manera proactiva bajo todas las condiciones. Dependiendo de las condiciones climáticas y de la carretera, y con la ayuda de la piel biónica del neumático, aparecerá de manera autónoma el patrón de banda que mejor corresponda con estas.
  • La piel biónica permite una “autoreparación”, la cual, en combinación con la Inteligencia Artificial, mide el desgaste actual y futuro del neumático para permitir una gestión del neumático automatizada y facilitar un mantenimiento predictivo y proactivo. Esto maximiza el periodo de uso y la seguridad, ofreciendo una experiencia de movilidad del usuario mejorada en todo momento a los proveedores de Movilidad Como Servicio (MaaS).
  • La forma esférica se mueve en todas las direcciones y contribuye a una comodidad, seguridad y maniobrabilidad, respondiendo así, a las demandas de la movilidad autónoma. La estructura también puede lidiar con limitaciones de espacio en las ciudades inteligentes (espacios para estacionar más pequeños, conducción en platooning, entre otros).
Tecnología verde

Más en Tecnología verde

En su planta de Reino Unido: Ford incorpora drones para reducir tiempo y riesgos

Mauricio Carvallo5 septiembre, 2018

Toyota, Nissan y Honda crean una megacompañía para potenciar la movilización con las celdas de hidrógeno

Mauricio Carvallo13 diciembre, 2017

Michelin “Vision Concept”: Un concepto sobre el reumático del futuro

Mauricio Carvallo14 noviembre, 2017

Las baterías desarrolladas por Toshiba prometen unos 320 kilómetros de autonomía tras seis minutos de carga

Christian Martinez25 octubre, 2017

Utilizan caucho hecho con aceite de soya para fabricar neumáticos

Mauricio Carvallo20 septiembre, 2017